Programa de apadrinamiento

El programa de apadrinamiento,  tiene como intención vincular a personas filantrópicas para unir esfuerzos que nos permitan seguir con nuestra labor.

Al apadrinar les ofreces un futuro mejor a las niñas ayudándonos a proporcionarles un hogar donde reciban apoyo integral basado en el amor y respeto, además de alimentación, educación, terapia psicológica, apoyo emocional, orientación vocacional y atención médica.

¿En qué consiste?

Consiste en un aporte económico mensual, cuyo valor mínimo es $200 pesos. El dinero que nos donas, llega a un fondo común utilizado en el cubrimiento de las necesidades de todas y cada una de las niñas que habitan la Casa Hogar.

Sin embargo, el futuro padrino/madrina  puede escoger como ahijada alguna niña o adolescente, para lo cual recibirás una carta y su historia de vida. Asimismo, podrás estar al pendiente de ella, visitarla y obsequiarle regalos.

Tu apoyo es imprescindible para lograr que cada día más niñas tengan la posibilidad de tener un mejor futuro. Con tu contribución mensual conseguimos mejorar la vida de la niña que apadrines, y también la de todo su entorno.

 

 

No existe ninguna relación legal entre niña y padrino/madrina. El apadrinamiento es un vínculo voluntario, no es una adopción ni un tutelaje, sino una forma de contribuir al programa de desarrollo de Casa Hogar Santa Rosa de Viterbo, A.C. que permite prestar servicios de asistencia social a niñas en situación de riesgo, desamparo, maltrato y/o abandono.

Escoge tu plan

Si deseas ser padrino o madrina de alguna de nuestras niñas, puedes escoger el plan de acuerdo a tus posiblidades y hacer el cargo vía PayPal a tu tarjeta de débito o crédito. Recuerda que es un pago recurrente por un año.

También puedes hacer tu aportación por transferencia electrónica (CLABE: 0126 5000 19788 71672) o en depósito a cuenta en BBVA Bancomer (Cuenta: No. 0197887167) y posteriormente enviar tu comprobante de pago a padrinos@casahogardeviterbo.org.mx

La generosidad no consiste en dar mucho, sino en dar a tiempo

Jean de La Bruyère